Tridimensionales

Tridimensionales

Las obras tridimensionales surgieron como una evolución natural del collage. 
Romper la barrera de las dos dimensiones fue un gran momento para mi obra.

Algunas obras en tres dimensiones de los años 90

(Papel, cartón, alambre, alfileres, metacrilato y objetos encontrados)

Las obras tridimensionales surgieron de una forma natural como una evolución del collage.

Romper la barrera de las dos dimensiones fue un gran momento para mi obra. No solo fue descubrir la calidad de los volúmenes espaciales, con diferentes texturas y la capacidad de proyectar sombras, sino que requirieron de la fotografía para ‘ser conocidas’. Entrar en un estudio, a dialogar con diferentes fotógrafos, fue otra fase.

»Ciencias de la Observación. Biombo» (1996)

(Páginas de libro antiguo, grapas, cinta adhesiva de papel, latón dorado, metacrilato, mirillas, bisagras y ruedas)

Es mi obra de mayor tamaño, una de las más complejas de aquella época de hacer montajes en tres dimensiones, y una de las que más gustó siempre. Aún así tardó diez años en encontrar un hogar.

 

»¿Le gusta este jardín que es suyo? Evite que sus hijos lo destruyan» (1996)

(Metacrilato, vinilo, instalación eléctrica, tubo fluorescente y cuatro libros usados)

Obra tridimensional inspirada en la novela ‘Bajo el Volcán’… Contiene los ejemplares donde leí cuatro de mis libros favoritos: ‘La metamorfosis’ de Franz Kafka, ‘Rayuela’ de Julio Cortázar, ‘Bajo el volcán’ de Malcolm Lowry y ‘El Maestro y Margarita’ de Mijail Bulgakov, encapsulados en cuatro urnas de metacrilato independientes, que cuelgan bajo un rótulo luminoso.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar